73.jpg

escuela castellana

ASOCIACIÓN PROFESIONAL DE ARTE SACRO E INDUSTRiAS AFiNES DE ESPAÑA

"La posición de las manos, boca entreabierta y ojos con la mirada perdida conteniendo el desgarrador dolor de la pérdida de un hijo de sus Vírgenes. Pliegues angulosos, con cierto acartonamiento de influencia flamenca. Representaciones impactantes que eleva a sus figuras a la categoría mística."

GREGORIO FERNÁNDEZ

CASTILLA/LEÓN

VALLADOLID/ZAMORA

Podemos hablar de un fuerte patetismo en el arte sacro castellano los sentimiento, especialmente el dolor y el sufrimiento, se muestran con toda su crudeza.

El barroco en Castilla se caracteriza por un realismo violento, cargado de dolor y sufrimiento, que muestra las heridas y la sangre de la Pasión de Cristo en sus esculturas y pasos. Podemos hablar de un fuerte patetismo, los sentimiento, especialmente el dolor y el sufrimiento, se muestran con toda su crudeza. La escuela castellana abandonó la técnica del estofado para obtener mayor realismo.

El autor más destacado de la escuela fue el gallego Gregorio Fernández (?-1636). Personifica las característica de la escuela castellana con todo su patetismo violento, pero evitando la vulgaridad y el efectismo.

Rompe con las influencias italianas del renacimiento para crear una arte profundamente religioso, que trasmite su fe de una manera muy emocional. La cruda expresividad de sus rostros puede llevar al espectadora al desagrado. Sus ropajes y resultan angulados, la incorrección técnica redunda en la aspereza del conjunto.

La expresividad es la nota dominante y distintiva de su arte que muestran sus rostros, reforzado con el tratamiento policromado, grandes regueros de sangre que sale a borbotones de grandes yagas de los cristos. La posición de las manos, boca entreabierta y ojos con la mirada perdida conteniendo el desgarrador dolor de la pérdida de un hijo de sus Vírgenes. Pliegues angulosos, con cierto acartonamiento de influencia flamenca. Representaciones impactantes que eleva a sus figuras a la categoría mística. Temperamento realista, es lástima que la estridencia de la policromía desluzca en ocasiones las excelencias de su gubia.

La cantidad de artistas que compusieron la escuela barroca castellana que hizo nacer a las más importantes tallas es ingente. Gregorio Fernández, Francisco del Rincón, Juan de Juni, Andrés de Solanes y Pedro de Ávila fueron algunos de los más destacados.

SEMANA SANTA DE VALLADOLID

ESCUELA CASTELLANA

La larga tradición de la Semana Santa de Valladolid se caracteriza por la atmósfera de devoción, sobriedad y silencio tanto de los cofrades como del público. Esta celebración fue declarada de Interés Turístico Internacional en 1980 gracias a la gran belleza de las tallas de escultura policromada de gran valor artísticas que son cedidas por el Museo Nacional de Escultura de Valladolid. Valladolid cuenta con 21 cofradías, la más antigua de ellas es la de Vera-Cruz, que data del siglo XV. La procesión más importante es la del Viernes Santo, conocida como la «Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor», que reúne a un mayor número de asistentes y es la mejor oportunidad para ver desfilar a las diferentes cofradías.

SEMANA SANTA DE ZAMORA

ESCUELA CASTELLANA

Con un origen que se remonta a 1273, es una de las semanas santas más antiguas de España: el silencio y el recogimiento son notas características de las que salen en la noche y la madrugada, mientras que la música y la luminosidad definen a las del día. Algunos de estos cortejos son casi legendarios, como el del Cristo de las Injurias que desfila el Miércoles Santo. Durante la Semana Santa hay 17 cofradías que desfilan por las calles de Zamora. Uno de los momentos más emotivos es el canto del «Jerusalem, Jerusalem» el Lunes Santo; la estremecedora procesión nocturna de las Capas Pardas el Miércoles Santo y la del Cristo Yacente con el sobrecogedor canto del Miserere, en la Plaza de Viriato.

SEMANA SANTA DE SALAMANCA

ESCUELA CASTELLANA

En la Semana Santa de Salamanca se agrupan hasta 18 cofradías, congregaciones y hermandades que organizan 24 procesiones y actos, siendo los más antiguos el Acto del Descendimiento (1615) y la Procesión del Santo Entierro (1616).Durante la Semana Santa de Salamanca, el centro histórico de la ciudad cobra una atmósfera emotiva. Se pueden ver las procesiones en lugares emblemáticos como la Plaza de la Universidad, la Casa de las Conchas, las catedrales, el Arrabal o la Clerecía. La Universidad también se une a la celebración el Jueves y Viernes Santo con la liturgia de la Capilla de San Jerónimo, y las procesiones del Martes Santo, acompañando al paso varios doctores revestidos. 

SEMANA SANTA DE LEÓN

ESCUELA CASTELLANA

Durante los diez días que van desde la tarde del Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección, se suceden en León treinta procesiones con un centenar de espectaculares grupos escultóricos portados a hombros por los hermanos braceros, además de otros muchos eventos pasionales como Vías Crucis, rondas lírico-pasionales, conciertos, pregones y la suelta de palomas. Todo ello acompañado por los denominados  «papones», término exclusivo de la Semana Santa de la provincia de León que hace referencia a los cofradesEntre los momentos más especiales de la Semana Santa de León destaca la Ronda, un acto único que se celebra entre el Jueves Santo y Viernes Santo.

SEMANA SANTA DE ÁVILA

ESCUELA CASTELLANA

La ciudad de Ávila es uno de los tesoros monumentales de la geografía española, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y llamada «Tierra de Cantos y de Santos». La ciudad, que está asociada a numerosos santos importantes, como Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, tiene una de las Semanas Santas más famosa de toda España, declarada de “Interés Turístico Nacional” desde el 2005 y de “Interés Turístico Internacional” desde el 2014. La Semana Santa de Ávila cuenta con 14 cofradías, hermandades o patronatos que organizan 16 procesiones espectaculares, comenzando el Viernes de Dolores y terminando el Domingo de Resurrección.  

SEMANA SANTA DE PALENCIA

ESCUELA CASTELLANA

Es una de las Semanas Santas más desconocidas. Sin embargo, la Semana Santa en Palencia mantiene activas cuatro de las cofradías penitenciales más antiguas que se crearon en la Vieja Castilla a partir del Concilio de Trento. Sus orígenes se remontan al siglo XV, cuando se fundó la cofradía del Santo Sepulcro (en 1407) y la cofradía de la Santa Vera-Cruz (que fue fundada en el siglo XIII, aunque fuera de la capital) comenzó a dar testimonio de sus actuaciones en 1415. La Semana Santa de Palencia destaca por la tradicional tararú que identifica las paradas y la reanudación del desfile a través del toque de trompeta y el coro de niños.  

SEMANA SANTA DE MEDINA DE RIOSECO

ESCUELA CASTELLANA

La de Medina de Rioseco es una de las semanas santas más antiguas de España y se remonta a los primeros años del siglo XVI, cuando los gremios de artesanos fundaron las primeras cofradías y, con ellas, diferentes capillas y hospitales. Las cofradías históricas de la Vera Cruz, la Quinta Angustia y Soledad y la Pasión, se refundaron en las dieciséis actuales con un total de veinte pasos. Las procesiones más destacadas son la del Mandato (Jueves Santo), y la del Dolor (Viernes Santo). Entre los momentos más apasionados de la Semana Santa de Medina de Rioseco está la salida de los llamados «Pasos Grandes», conocidos popularmente como «El Longinos» y «La Escalera», correspondientes a los pasos de «La Crucifixión» y «El Descendimiento».  

SEMANA SANTA DE MEDINA DEL CAMPO

ESCUELA CASTELLANA

Todo comenzó en 1411, cuando el dominico San Vicente Ferrer, junto con una numerosa comitiva de recorrió varias ciudades, villas y aldeas de Castilla. Fue en esta villa, precisamente, donde se instituyó la primera procesión de disciplina, dando origen así a la Semana Santa de Medina del Campo. Desde entonces, que desde entonces se ha caracterizado por su riqueza patrimonial, tradición y antigüedad. En la actualidad, unos 3.000 cofrades acompañan a los pasos en 14 desfiles procesionales que recorren las calles del municipio, donde se exhiben algunos de los conjuntos escultóricos más sobresalientes de la imaginería procesional renacentista española. En esta Semana Santa, destacan la «Procesión de la Caridad», que se celebra el Jueves Santo. 

DIRECCIÓN

© All rights reserved